31 MIL 113 EJECUTADOS EN 2021

*La mortal estadística Estado por Estado

*En promedio, 85 mexicanos fueron asesinados cada día

*Guanajuato encabeza la lista de crímenes y feminicidios, le siguen Baja California, Michoacán, Jalisco y Estado de México

*El Gobierno Federal asegura que los crímenes disminuyeron

José Sánchez López/La Opinión de México/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche

México.- “La evolución de la incidencia delictiva, en general se redujo en 22.1% con respecto a la segunda mitad de la pasada administración, e incluso, según cifras oficiales, uno de los delitos que más nos preocupan (como es) el homicidio doloso, tuvo una disminución de 3.8 y hay que decir que van cuatro meses consecutivos que han ido a la baja».

En esos términos se expresó la secretaria de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez Velázquez, al presentar su balance de la estrategia de seguridad en noviembre pasado, respecto a la primera mitad del sexenio.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador, en consonancia, dijo que el lunes 20 de diciembre, no fue un día malo en materia de violencia, “les puedo decir que ayer no fue un día malo, porque solamente hubo 63 o 67 homicidios (fueron 68).

En contraposición a lo expresado por ambos funcionarios, esas cifras oficiales del mismo Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, evidenciaron lo contrario, ya que señalan un aumento en homicidio doloso de 22.7% y en lo referente al feminicidio de 31%.

Las carpetas de investigación por el primer delito, pasaron de 83 mil 752 en los últimos 36 meses del régimen de Enrique Peña Nieto, a 102 mil 830 en los primeros tres años de López Obrador, lo que significa que en lo que va del gobierno actual se registraron, en promedio, 93.9 homicidios diarios, mientras que en la gestión de su antecesor fueron 76.4 al día.

EL COMPLEJO ESTADO DE GUANAJUATO

Desde 2019, en Guanajuato fueron construidos 18 cuarteles de la Guardia Nacional, en Apaseo El Grande, Comonfort, Irapuato, Salamanca, Celaya, León, Silao, Salvatierra y Guanajuato, entre otras localidades.

Aún con esos acantonamientos, Guanajuato encabezó la lista de homicidios dolosos este año con 3 mil 517, de acuerdo al SNSP.

En opinión de expertos en la materia y de la Fiscalía General de Guanajuato, la infiltración del crimen organizado en corporaciones de Seguridad Pública, la complicidad de elementos activos con células delincuenciales y la reacción de grupos armados, son las causas principales de la violencia.

Guanajuato acumula 15 mil homicidios dolosos en los tres años de gobierno de AMLO, es decir se han cometido nueve asesinatos diarios en promedio en dicha entidad y se ha denunciado al menos la desaparición de una persona al día.

Conforme a la Plataforma por la Paz y la Justicia en Guanajuato, en ese Estado han sido asesinados 149 menores de edad, más que en cualquier otra entidad lo que evidencia la guerra sangrienta entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y Santa Rosa de Lima.

Pero no solamente en ejecuciones y asesinatos de menores de edad Guanajuato encabeza la lista, también en feminicidios, con 346 crímenes lo que significa que cada día fue victimada una mujer.

Los seis Estados que concentran casi la mitad de los homicidios dolosos ocurridos este año en el país, son: Guanajuato, Baja California, Michoacán, Jalisco. Estado de México y Chihuahua y todos ellos cuentan con cuarteles de la Guardia Nacional (GN) terminados y en operación desde 2019 y 2020.

No obstante los magros resultados, el Gobierno Federal cerró el 2021 con un total de 123 cuarteles de dicha corporación y un estado de fuerza de más de 113 mil elementos, cifra que se acerca a la meta de 150 mil efectivos totales con los que dice buscará combatir la inseguridad, “toda vez que se trata de elementos operativos, capacitados para actuar de manera inmediata en cualquier circunstancia”.

Baja California, que también reporta la conclusión de cuarteles en Tijuana, Mexicali, Rosarito, Tecate y Ensenada, figura en el segundo lugar de homicidios dolosos con 2 mil 845.

En el tercer lugar en homicidios dolosos se ubica el estado de Michoacán, con 2 mil 679, pese a que también cuenta con 32 cuarteles desde 2019 en Zamora, Pátzcuaro, Arteaga, Apatzingán, Múgica y Morelia, entre otros sitios, pero aun con la presencia de elementos federales no ha logrado contener la pugna entre Los Viagras y el CJNG.

Los homicidios dolosos aumentaron este 2021, con respecto al año pasado, en 21 de los 50 municipios que concentran la mayor cantidad de asesinatos. En algunos de estos municipios como Jacona, en Michoacán, incluso se duplicaron.

Le sigue el estado de Jalisco, bastión del CJNG, con 2 mil 374 crímenes intencionales, de acuerdo al SESNSP, aunque la asociación civil Causa en Común destaca que también se encuentra en los primeros lugares de homicidios dolosos, feminicidios, robo a transeúntes con violencia, extorsión y secuestro.

Cuenta con 30 cuarteles terminados entre 2019 y 2020, en Tlajomulco, Tlaquepaque, Tonalá, Lagos de Moreno y Zapopan, entre otras regiones.

Lee nuestro periódico completo en formato digital aquí.

EL Estado de México se sitúa en la quinta posesión con 2 mil 228 ejecuciones, siendo otra de las entidades que rebasaron el número de los 2 mil homicidios dolosos, a pesar de que cuenta con diez cuarteles terminados desde 2020, como los de Ecatepec, Naucalpan, Atizapán, Tecámac y Zumpango, entre otros.

Chihuahua, que cuenta desde 2020 con ocho cuarteles de la Guardia Nacional, ubicados en Chihuahua, Juárez y Valle de Zaragoza, entre otras localidades, es otro los Estados con mayor reporte por homicidios y ocupa el sexto lugar con mil 949 asesinatos.

Ciudad Juárez, Cuauhtémoc y Chihuahua, son las tres ciudades donde se concentra el 80 por ciento de los homicidios dolosos, y la segunda, ocupa el 14 lugar de las ciudades con el mayor número de homicidios intencionales.

Dicha entidad, es pasto de disputa de siempre entre el Cártel de Sinaloa y el CJNG, pero ahora sufre la irrupción de otro grupo y se ostenta como “Nuevo Cártel Jalisco Nueva Generación” (NCJNG), presuntamente aliado al Nuevo Cártel De Juárez (NCDJ).

En Sonora, donde predominan tres de los principales cárteles que se enfrentan el control de las rutas de tráfico de drogas hacia Estados Unidos: Sinaloa, Juárez y Jalisco Nueva Generación, con el involucramiento de siete grupos regionales, se registraron mil 813 homicidios dolosos.

Una de las líneas que rastrean los investigadores antidrogas, es la presencia del fugitivo Rafael Caro Quintero, quien encabezaría el Cártel de Caborca y se convertiría en uno de los capos con mayor poder no sólo en el Estado, sino en el país. La DEA ofrece como recompensa por su captura 20 millones de dólares.

El estado de Zacatecas, si bien no estaba al margen de la violencia que priva en el país, si era un Estado hasta cierto punto tranquilo, pero tras la incursión de las dos organizaciones criminales más poderosas de México: El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el de Sinaloa, vive una ola de violencia inédita contra la población civil, policías, militares, funcionarios y políticos, siendo escenario de una permanente guerra que ha cobrado la vida de 1,163 personas.

Luis Cresencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional, dijo que la violencia se había contenido en las últimas semanas tras el operativo especial de seguridad en Zacatecas, no obstante continúan las balaceras, enfrentamientos, ejecuciones, bloqueos en carreteras e incendios en viviendas, lo que ha obligado a huir a cientos de familia a otras entidades.

En Tabasco, donde naciera el Presidente de la República y que es territorio de Los Zetas que mantienen a sangre y fuego el control del Estado, hubo mil 417 ejecutados.

La diferencia entre Tabasco y Guerrero es mínima, pues mientras que el primero se ubica en el sitio número nueve, el segundo ocupa el décimo lugar con mil 340 homicidios dolosos. Se dice que el CJNG y el Cártel Independiente De Acapulco (CIDA), son los que sostienen una feroz lucha por el dominio del Estado.

Veracruz, Nuevo León y la Ciudad de México, que también sobrepasaron los mil homicidios dolosos durante el pasado año, registraron mil 103 asesinatos, mil 39 y mil 31, respectivamente.

La mitad de los homicidios por disparo de arma de fuego que se cometieron en la CDMX, se concentraron en tres de las 16 alcaldías de la CDMX: Iztapalapa, Gustavo A. Madero y Cuauhtémoc.

Le siguió el estado de Morelos en el sitio número 14, con mil 5; Puebla, 898; Oaxaca, 717; Tamaulipas, otrora uno de los escenarios más violentos bajo el yugo de Osiel Cárdenas Guillén, al mando del Cártel del Golfo, ahora prácticamente extinguido, registró 691 asesinatos.

En el décimo octavo sitio, con un récord histórico, figura Quintana Roo, con 673 asesinatos.

Bajo la perspectiva de las autoridades, las causas del aumento de los crímenes son por ajustes de cuentas entre grupos antagónicos de vendedores de droga que operan en los principales puntos turísticos del Estado a los que acuden miles de visitantes nacionales e internacionales.

Se habla de más de 10 grupos criminales que se disputan el Estado, aunque en realidad los cárteles que controlan a esos grupúsculos son los dos más poderosos que existen en el país; Cártel de Sinaloa y CJNG que tomaron como escenario de sus reyertas, Cancún, principalmente, Playa del Carmen, Puerto Morelos, Tulum e Isla Mujeres.

En el mortal listado, se sitúa en el lugar 19 el estado de San Luis Potosí, con 565.

En Sinaloa, santuario del narcotráfico desde hace décadas y donde imponen sus condiciones los llamados “Chapitos”, hijos del “Chapo” Guzmán: Ovidio Guzmán López, Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, así como Joaquín Guzmán López, por los que ofrece Estados Unidos 5 millones de dólares por cada uno de ellos, se registraron 558 homicidios dolosos.

Se dice que quienes mantienen el control, “para no calentar la plaza”, son precisamente los hijos del “Chapo”, bajo la batuta de Ovidio Guzmán, apodado “El Ratón”, quien fuera liberado por órdenes del presidente López Obrador. “Para proteger a la población civil y militar”.

Colima, que también era considerada como una entidad tranquila, registró 495; Chiapas, 503; Hidalgo, 295; Querétaro, 176; Durango, 141; Tlaxcala, 135; Campeche, 96; Nayarit, 74; Aguascalientes, 62 y Coahuila, con 54.

En Yucatán, calificado por el presidente López Obrador y por el gobernador Mauricio Vila Dosal, como “el Estado más tranquilo de todo el país”, se registraron 42 asesinatos durante todo el año.

En este caso, si bien afirman el jefe del Ejecutivo Federal y el mandatario estatal que es la entidad más segura y tranquila, soslayan que también es el Estado con el mayor número de acusaciones en contra de elementos policíacos, por abusos, atropellos e incluso asesinatos.

Hay decenas de acusaciones en las que figura el nombre de Luis Felipe Saidén Ojeda, un jefe policíaco que ha logrado permanecer en el cargo 14 años, al paso de tres gobernadores, pese a que ha sido mencionado incluso con vínculos con el narcotráfico.

Finalmente, Baja California Sur, ocupó el último lugar, con 36 homicidios dolosos.

También puedes leer: JUEVES CON 78 EJECUTADOS.

Deja una respuesta

Botón volver arriba